jueves, julio 30, 2009

Bits al servicio de la simulación histórica

En History Channel alguna vez habrán podido ver Decisive battles, un programa que recreaba batallas de la antigüedad, como la de Maratón, por medio de una versión modificada del juego Rome: total war. Con una plataforma similar, otro programa de televisión, Time commanders, permitía mayores licencias a los participantes/jugadores en la simulación de la batalla. Hasta aquí seguimos en la antigüedad.
En un momento se hizo una realizó una modificación no-oficial (mod) del Rome total war para adaptarlo al contexto de las guerras napoleónicas, y así se llegó finalmente al Napoleonic total war II, el cual sirvió a un estudiante alemán en producir este documental sobre la batalla de Jena-Austerstädt. Quedó muy bien lograda.
Ahora hace unos meses el creador de las series total war, Creative assembly, haciéndose eco de la demanda de un juego oficial ambientado en la época napoleónica creó el Empire total war. Basado en su nuevo motor, ¿además de esperables modificaciones no-oficiales, se vendrán las series televisivas y las películas?

martes, julio 28, 2009

Entre psicobolches

Pelea que no va a cubrir Rial. Verbitsky embistió contra Marcos Aguinis y obtuvo una respuesta. ¿Seguirá la pelea? Sigamos sintonizados.

domingo, julio 26, 2009

El P(e)ROnismo

Genial este artículo de Alejandro Bores sobre esta suerte de peronismo sushi protagonizado por Macri y De Narvaez. Te canta las verdades peronistas.

viernes, julio 24, 2009

El estado militar fiscal

Dedicado al Maestro Doctor Hugo Perini

Me metí en la lectura de los primeros capítulos de The Fiscal-Military State in Eighteenth-Century Europe de varios autores, un estudio comparativo sobre la capacidad de los aparatos estatales del siglo XVIII de hacerse de recursos para la guerra. Fue una época de marcados contrastes entre décadas de conflictos amplios y prolongados alternadas con treguas de recuperación económica y diplomática. Sigo de aquí en más la explicación de Hamish Scott en cuanto a la relación de los estados militar-fiscales entre ellos.
Para hacer el uso más inteligente de su cuota de poder militar en función de sus recursos, los gobiernos debieron adaptar los sistemas de contabilidad mercantil a las necesidades del estado, en un moderno antecedente de la actual ciencia de las finanzas públicas y su herramienta esencial con la cual calcular los recursos y los gastos, el presupuesto.
Un elemento tan básico como las tablas de doble entrada no fue incorporado por los estados -y en algunos casos solo temporalmente- hasta entrado el siglo XVIII.
El primero en producir algo semejante a un presupuesto fue Colbert con su "Memoria sobre las finanzas", en la que, finalmente ignorado, desaconsejaba a Luis XIV emprender una guerra contra Holanda.

Recien merituada en el siglo de las luces, la importancia de la información estadística radicará en su incidencia sobre las decisiones de los gobernantes, como lo ejemplifica la actitud de Luis XVI de abstenerse de intervenir, debido al estado de bancarrota de la hacienda francesa y la amenaza prusiana, en la crisis política de Holanda en la década de 1780.
Claro que una constante actual no podía estar ausente allí: una cosa es estimar ingresos y erogaciones y otra muy distinta es percibirlos y administrarlos de modo de hacerlos llegar a destino, una dificultad agravada por la burocracia ineficiente y la multiplicidad de agencias de recaudación, particularmente en Francia y Rusia. Mucho más eficientes eran la recaudación en Gran Bretaña con impuestos especiales (excise) y el gasto militar en Prusia.
Tomando en cuenta un enfoque largo del siglo (1688-1815) caracterizado por el aumento de inflación y el crecimiento demográfico, los ingresos aumentaron pero a menor ritmo que el gasto militar. La noción de estado militar-fiscal en el plano interno acentuó la necesidad de agilizar la administración, dentro del ciclo de coerción-capital elaborado por y citado de Charles Tilly (cuya lectura tengo pendiente), mientras en lo exterior fomentó la competencia estimulando nuevas fuentes de financiamiento.

La primera gran experiencia en la contracción de deudas, la de Holanda, le permitió mantener cierto protagonismo en las relaciones europeas durante la segunda mitad del siglo XVII, hasta que el costo anual de los intereses desde 5,7 millones de florines en 1680 a 14,5 millones en 1728, lo obligó a reducir sus fuerzas armadas a una cuarta parte y perseguir una política de neutralidad. No obstante, los problemas financieros continuaron y para 1806 el pago de intereses insumía 41% de todo lo recaudado, 10 veces más que en 1640.
Las cuantiosas guerras de la monarquía Habsburgo llevaron a Austria a cuadriplicar la deuda entre 1700 y 1740 con 100 millones de florines, cuando la recaudación era de 22. En 1727 los servicios de la deuda representaban 27% del gasto anual. Por su parte, la guerra de los siete años arrastró a las finanzas austríacas más allá del límite:
The Austrian war effort was primarily funded by borrowing, and the state debt rose from 113 million florins to 285 million florins, seven or eight times annual revenue and 150 per cent more than the pre-war total.

Francia no estaba mucho mejor, pues a finales de los 1760s, su deuda se estimaba en al menos 2000 millones de livres, 6 veces las recaudación anual. Los gastos de repago consumían 60% de los ingresos, el doble que en 1753.

La deuda pública de Gran bretaña pasó de 16,7 millones de libras en 1697 a 40 millones en 1714 y 50 millones en 1720, aunque con una baja sucesiva de las tasas del 10 a 4%, posibilitada por el largo plazo de los préstamos, siempre garantizados por la confianza en una mayor recaudación tributaria (aumentada 7 veces en términos reales entre 1665 y 1790). La deuda nacional pasó de 2 millones de libras en 1688 a 834 millones en 1820. La deuda en Gran bretaña era 15 veces mayor que en Francia, y sin embargo el costo de pagarla era el doble en Francia (7,5% del PBI contra 3,8), aunque la deuda francesa era mucho menor (56% del PBI contra 182%).
Era Gran bretaña y no Prusia el quien más años pasaba en guerra:
Britain enjoyed plentiful and relatively cheap credit throughout her eighteenthcentury struggle with France and its allies. Thirty per cent of the costs of warfare were consistently met through such borrowing, and in the Seven Years War this figure approached 40 per cent. Only from the 1790s did it fall below 30 per cent.96 This structural advantage was why eighteenth-century Britain was able to be so bellicose and to fight for such extended periods. Counting the long eighteenth century as the decades from 1688 to 1815, the British state was at war for over half of this time: about 70 years out of 127. No other contemporary state, with the single exception of its great rival, France, approaches this total. By contrast, eighteenth-century Prussia, which unfairly enjoys a reputation for aggressive militarism, was fighting for a little more than one-fifth of this period. The Hohenzollern monarchy was undoubtedly a successful fiscal-military state – or rather a military-fiscal one98 – but until the 1790s it was also a power which sought to avoid warfare, and did so with some success.

Las consecuencias de la mayor 'aguante' de Gran bretaña fueron que pudo poner los términos en la mesas de negociación, a las que Francia en su crónica debilidad financiera oportunamente acudió primero (1748, 1763 y hasta 1783).
Otra consecuencia se desprende de la rivalidad naval. El costo de una actividad de capital intensivo (el promedio de vida de un buque de línea era 12 años) probó ser demasiado alto para la espalda francesa y el presupuesto y calidad naval se fueron reduciendo.
The resulting problems were particularly apparent during the Seven Years War, when the French fleet was first weakened by economies in 1758 and then, after a full-scale financial crisis in autumn 1759, completely disabled for the rest of the conflict by a shortage of money.111 The scale of these difficulties is apparent from the cuts made in the naval budget for 1760. In the previous year this had stood at almost 57 million livres, but for the next campaign Berryer, the naval minister, requested 40 million, was given authorization to spend only 30 million and actually received less than 24 million, representing little more than 40 per cent of expenditure in 1759 – a salutary reminder that allocations were often not paid in full, or anything like it. And, in any case, over half of this reduced sum was required to settle bills from the previous year.

El evidente deterioro llevó cada vez más a los ministros a concebir una estrategia de flotas combinadas con España, cuya sobre-dependencia de los recursos de américa lo hizo un aliado poco estable.
Prusia y Rusia fueron adoptando nuevos rubros impositivos como los impuestos especiales y el impuesto por cabeza, aunque proporcionalmente siguieron siendo más importantes las contribuciones en especie (granos, animales) y reclutas.
Para algunos estados, otra fuente de financiamiento eran los subsidios, principalmente provenientes de Francia y Gran bretaña como lo prueba, para el primero, el caso del Piamonte saboyano, y en el segundo, especialmente el de Prusia
During the Seven Years War the annual British subsidy to Prussia of £670,000 – even though it was only paid from 1758 to 1761 – contributed almost one-fifth of that kingdom’s total war costs and had the additional advantage of being paid in specie.

Durante el reinado de Federico Guillermo I (1713-1740) Prusia evitó incurrir en deuda alguna y su sucesor Federico el grande (1740-1786) apenas contrajo empréstitos internamente, manteniendo ambos el presupuesto equilibrado. Posteriormente Prusia tomó préstamos en la plaza de Amsterdam, como Rusia y Austria lo hicieron, además de allí, en las de Génova, Milán y Bruselas.
El ritmo de las guerras revolucionarias y napoleónicas impactó en las finanzas de todos los participantes, trayendo a la palestra a unos y noqueando a otros, provocando que en su transcurso hasta Gran bretaña debiera introducir un impuesto a la tierra. Pero el precio pagado por participar en las 7 coaliciones logró dejarlo posicionado como el mayor y quizás único ganador de la contienda.
Britain, of course, was the only state to be a member of every single coalition against France between 1793 and 1815. Financial resilience, together with the navy that Britain maintained, the subsidies it paid and, eventually, the army it despatched to fight on the continent, brought about the defeat of France. Britain’s foreign secretary, Lord Castlereagh, did much to shape the final settlement concluded in 1814–15 and to bring about the realization of british strategic and commercial interests. A t the same time, London was becoming Europe’s leading financial centre, as the French occupation of Amsterdam first weakened and then destroyed its role as a source of government borrowing. London’s rise and Amsterdam’s eclipse underlined the fact that Britain’s emergence as a E uropean and world power ultimately rested on the distinctive and uniquely successful fiscal-military state which it had evolved during the long eighteenth century, and on the Financial R evolution which had done so much to sustain this.

Parecidos bloggisticos

El parecidos de hoy va a ser especial. Prestarán su cara distinguidos bloggers



miércoles, julio 22, 2009

A pedido del pueblo

No es lo mismo una china zorrilla que un zorrillo chino, aunque ambos son orientales.

Tanto insisten Santalaolla y Das Neves en parecerse y los lectores en remarcarlo, que acá va. Encontrarles buenas fotos no fue tan fácil. La podríamos complicar agregando a Lula y Moreno Ocampo, en un caso tal vez histórico de cuádruple parecido, pero la oportunidad deberá esperar.



Estos son Catherine Fulop y Chavez. No esperen que los encuentre juntos en una foto

martes, julio 21, 2009

No es más Quevedo

Ahí me armé un parecido en Totally looks alike

CosaBiblioteca

Muy interesante esto de LibraryThing, sugiero que lo incorporen a su rutina de webeo. Es una especie de red social (2.0) donde uno comparte sus lecturas dentro de una enorme base de datos armada por otra enorme cantidad de usuarios. Ahí me hice un listado de los libros en inglés (no hay nada nuevo, es todo lo que vengo posteando por acá). Como, a diferencia de Amazon, no hace falta ser cliente para escribir, por ahí me largo en algún momento a hacer un review si mi torpe inglés me lo permite. Por ahora sólo hice breves comentarios, como por ejemplo, que en el de Blanning derramé café.
Por suerte la registración es muy rápida y la configuración de lo más cómoda.

sábado, julio 18, 2009

Un groso

JFC "Boney" Fuller, todo un personaje casi siempre incomprendido, y un adelantado doctrinario de la guerra blindada.
Como buen petiso, era facho, así que esta conclusión no va:
Maj. Gen. J.F.C. Fuller, CB, CBE, DSO (Ret.) died on Feb. 10, 1966. Had he lived another 16 months, he’d doubtless have gained considerable satisfaction from Israel’s total rout of the Egyptians, Syrians and Jordanians in the June 1967 Six-Day War, using Fuller-doctrine tank tactics in what was later dubbed “the Jewish blitzkrieg.”

Muy graciosa esta anécdota durante la guerra Boer. No es apta para Lubertino
Fuller saw his first real fighting in the Transvaal. He wrote his mother about a friendly fire incident in which a native trooper was wounded in the forehead. Fuller fed the man whiskey while trying to stuff his brains back in with the handle of a mess kit fork. His words reveal his lifelong racism: “Any ordinary civilized individual would have fallen down dead at once, but I suppose these semi-savages use their brain so little that it doesn’t matter much if they lose a part of it.”

viernes, julio 17, 2009

Ni yanquis ni rusos. ¡Ambos!

En el artículo The Russian Army and American Industry, 1915–17: Globalisation and the Transfer of Technology (dentro de Challenging Traditional Views of Russian History editado por Stephen G. Wheatcroft) Frederick R. Zuckerman ofrece un nuevo enfoque sobre la primera industrialización de Rusia, comenzada, por esas paradojas de la globalización, justamente fuera de Rusia.
Entrado en la guerra en 1914 Rusia buscó satisfacer su demanda de armas y maquinaria volviéndose hacia EEUU, primera potencia industrial y cuna del fordismo y el taylorismo.
A pesar de la gran expectativa con la que venían acompañados los pedidos, el sistema americano de manufactura se mostró incapaz de llegar a resultados satisfactorios para los inspectores rusos, quienes imponían los más estrictos límites de tolerancia a la desviación de los modelos. En algunos procesos de fabricación la tolerancia era de un centésimo de milímetro, una exigencia acorde a la cultura artesanal de la elaboración rusa.
Descubrieron que la industria norteamericana estaba orientada hacía la satisfacción de bienes de consumo masivo que, como la ejemplar máquina de coser Singer, había tardado años en perfeccionarse.

A fin de estudiarlos y duplicarlos, Remington solicitó 20 rifles de linea, solo para toparse con la burocracia rusa que tardó semanas discutiendo si era posible enviarlos o no.
A su turno los oficiales rusos se sorprendieron de la ineficiencia tanto a nivel administrativo como de producción en las plantas, del desperdicio de recursos, y de la baja calidad de las materias primas. El rifle ruso se componía de 100 partes y 1500 operaciones, para muchos de los cuales Remington y Westinghouse no estaban preparados.
Para 1916 la situación no había mejorado. Impaciente al igual que los prestamistas británicos, el general Manikovskii preguntó dónde estaban sus rifles. En medio del malestar obrero y mientras los contratistas perdían dinero, los rusos empezaron a involucrarse cada vez más activamente, previa relajación de los stándares de aprobación. Temiendo la quiebra, Remington y Westinghouse dejaron a los rusos organizar la producción. El diseñador Fodorov resolvía los problemas técnicos en el momento e impartía instrucciones directamente a los supervisores de planta. En mayo de 1917 Westinghouse todavía producía 50 rifles por mes. Para agosto, 10 meses después de la llegada de Fodorov, producía 5000 por dia, cerca del máximo de producción proyectado por la compañía.

Remington por su parte debio ser seriamente restructurada, asistida técnicamente por el ejército norteamericano -EEUU ya había entrado en la guerra- y su contrato renegociado. Para septiembre de 1917 la casa matriz tenía en el directorio tres rusos y tres managers de experiencia. Durante los tres meses desde mayo hasta agosto Remington fabricó 29.300 rifles. En septiembre 52.000, en octubre 70.000, en noviembre 108.400 y en diciembre 107.100.
Después de la guerra muchas compañías norteamericanos invitaron a los técnicos a quedarse en trabajos permanentes. Los que no se quedaron, a su regreso ayudaron a instalar nuevas plantas de fábricas y municiones en Rusia.
Concluye Zuckerman
One observation stands out above all the others: both the United States and Russia learned much from each other about how to structure their munitions and ordnance industries before the next war.

lunes, julio 13, 2009

No por nada se llamaba Grande

It was not until the middle of the Napoleonic Wars that the concept of the levée en masse, first proclaimed by the French Assembly in 1793, became anything like a reality. Lazare Carnot might have been eulogized as the ‘organizer of victory’, but Napoleon and his Imperial bureaucrats and military officials succeeded in mobilizing a far greater percentage of France’s manpower and other resources for their war effort than their Revolutionary predecessors, thereby exploiting thoroughly the intertwined notions of conscription and guerre à l’outrance. If, amounting to 200 000 men, the Grande Armée which he led into Germany in 1805 was probably the largest single field force Europe had ever seen, the host he amassed for the invasion of Russia was three times the size. While both of these campaigns were underway, moreover, he had scores of thousands of other troops protecting or consolidating what was to become the most expansive empire since Roman times. This situation persisted even after the disastrous retreat from Moscow, when, in Germany alone, Napoleon was still able to raise no fewer than 575 000 fresh soldiers, mostly conscripts, to supplement the veteran cadres he withdrew from Spain and Italy and the dregs of the old Grande Armée. Faced with such quantitative strength, his adversaries had no alternative other than to activate their own manpower on a similar scale. They eventually rose to the challenge, however, with the result that battles became ever grander affairs. Wagram in 1809, in which 161 000 Austrians backed by 534 guns were pitted against 180 000 French and allied troops with 488 guns, was the largest battle the gunpowder age had witnessed. But even this was surpassed four years later, when, over three days, all of 520 000 soldiers with some 2070 guns clashed around Leipzig along a front which at times extended for up to 42 kilometres.
-David Gates, Warfare in the nineteenth century, pp. 32-33

viernes, julio 10, 2009

Vidas paralelas

A pocos días del 220 aniversario de la toma de la bastilla, el antiguo séptimo sabio Hugo Periandro de Priene, que lee hasta los edictos judiciales de La nacion, me recuerda sobre una carta de lectores correctiva de una equivocación respecto a Luis XVI. Su autor además descarta que el carácter de Luis XVI pueda asemejarse -como pretendió Santi Kovadloff- al del Pingüino Emperador.
En esto es interesante compartir el enfoque de Tim Blanning, quien traza un paralelismo entre Luis XVI y Carlos I Estuardo, como se verá, no por mero capricho. Lo último que leyó Lucho Capeto, aguardando ya la ejecución, fue Historia de Inglaterra de David Hume, de donde se interesó en la suerte de Carlos.
Allí vio la actitud del rey inglés en un juicio de sentencia y veredicto preestablecidos, frente a los cuales desconoció la autoridad de esa "fracción del parlamento", aseveró la infalibidad de los reyes y su cometido a la ley de Dios. Luego de justificarse en la divinidad, apeló a cierto populismo cuando aseguró estar para defender la libertad del pueblo inglés.
Atribuída a Carlos, una obra póstuma donde se narran los últimos momentos del mártir obtuvo enorme divulgación y sirvió para crear un clima favorable a la eventual restauración. Este testamento político combinaba "firmeza con magnanimidad, resolución con clemencia". Según legó a sus hijos Charly II y James II, "manténganse leales a los verdaderos principios de piedad, virtud y honor, y nunca les faltará un reino".
Al pasar a Luis XVI, Blanning comenta que no le sirvió de mucho tener esos dones en abundancia para mantener el reino y la cabeza. Como le dijo a su defensor Malesharbes: "Estoy seguro de que me harán perecer; tienen el poder y la intención de hacerlo. No importa. Concentrémonos en el juicio como si lo pudiera ganar; y lo ganaré, en efecto, desde que dejaré un recuerdo inmaculado".
A diferencia de Carlos, no cuestionó la competencia de la Convención nacional de juzgarlo, desperdiciando su carta de invocar el artículo de la constitución de 1791 en el cual se declara inviolable y sagrada la persona del Rey. Si en algo era único Lucho era en "no tener ni los derechos de un ciudadano ni las prerrogativas de un rey".
Para los estándares del arrogante y desdeñoso Carlos I, Lucho había sido un "modelo de compromiso y cooperación". Lo resumen los sombreros: Carlos mantuvo el suyo durante todo el juicio, Lucho debió ponerse el gorro frigio.
La historia de Inglaterra de David Hume no podía enseñarle a Lucho cómo salvar su vida sino cómo debía morir. Llegó a buscar la redención manifestando "Dios mio, qué feliz soy en tener mis principios! ¿Dónde estaría sin ellos? ¡Con ellos hasta la muerte me parece dulce! Sí, existe un juez incorruptible en el cielo quien sabrá cómo darme la justicia que los hombres me niegan aquí". Acto seguido lo condujeron a la plaza de la revolución (Place de la Concorde). Allí el verdugo de nombre Sansón le cortó el pelo. Entre el bullicio de los tambores intentó dar un discurso con las palabras de "Muero inocente. Perdono a mis enemigos y espero que mi sangre sea útil a los franceses, que aplacará la ira de Dios".
Mientras los parlamentarios ingleses cosieron la cabeza al cuerpo de Carlos y lo enterraron en la capilla de San Jorge en Windsor, los restos de Lucho fueron llevados al cementerio Madeleine y ubicados dentro de un sencillo cajón. Era un entierro simbólico no solo del rey, también de la institución monárquica. A los ojos de los revolucionarios franceses, Lucho no era tanto culpable de haber cometido actos de traición sino de haber reinado, pues como dijo Saint Just, "ningún hombre puede reinar inocentemente". En términos de un diario de la época, la sangre de Lucho Capeto derramada por el filo de la ley, limpiaba un estigma de 1300 años.
Op. cit Tim Blanning, pp. 195-202.

jueves, julio 09, 2009

Nos los Representantes de las Provincias Unidas en Sud América

Estaba pensando algo para postear sobre el 9 de julio pero no se me ocurrió mucho. Me limito a expresar que el 9 de julio lo veo como un sucedáneo del 25 de mayo, como un paso necesario para perfeccionar aquél acto que aun trascendental, estaba incompleto desde el punto de vista de la independencia. Mientras en uno el pueblo argentino decidió forjar su propio destino, en el congreso de Tucumán -y en carácter de autogobernado- resolvió que ese destino se persiguiera como nación independiente. Si bien la idea ya existía en 1810, recién se animaron a llevarla a cabo cuando fuera más propicia la situación política y militar, local y del continente.
Otros países nunca se atrevieron a dar unilateralmente este paso, caso Canada, Australia, Nueva Zelanda, etc. Alguna vez hablamos de la vía latinoamericana a la independencia, por oposición a la optada por las colonias británicas. Varían las celebraciones nacionales, pero esquemáticamente encontramos dos grandes tradiciones, ninguna de las cuales es la nuestra. Los tres países de mayoría étnica anglosajona -excluyendo a EEUU- festejan su respectiva incorporación como dominios (semiautónomos) al Imperio británico. Casi todas las restantes ex-colonias, incluyendo latinoamerica, festejan el dia de la independencia. Que yo haya visto, sólo Argentina dedica dos días feriados a la emancipación, uno para su primer gobierno patrio y otro para la independencia. Lo más parecido es Chile, que festeja la independencia los 18 de septiembre (dia de establecimiento en 1810 de la primera junta), pero que en realidad proclamó el 12 de febrero de 1818, un año después de Chacabuco, un mes antes de Cancha rayada y dos de Maipú.

miércoles, julio 08, 2009

El enroque

Mansur (Arabic: منصور‎ Manṣūr; also spelled Mansoor, Mansour, or Mensur) is a male Arabic name that means "victorious by divine aid," literally "blessed by God to be victorious." The name comes from the Arabic root naṣr (نصر), meaning "victory."

Cuando ya no se sabe que hacer frente a un problema, vienen las invocaciones divinas. Y también vienen los cambios de cábala. De los 4 Fernández que este gobierno llegó a tener en su apogeo, ahora solo quedan 2. No basta con tener Fernández. En el despotenciado ministerio de economía terminaron poniendo un muñeco Vodoo, uno que sabe manejar la magia negra neoliberal. A nuestros practicantes de la necromancia les advierto, cuidado con lo oculto, se puede volver en contra. Lo oculto, lo oscuro, lo negro, lo moreno.
En cuanto al nuevo (?) jefe de gabinete, ¿alguien lo imagina diciendo "la presidentaaaaa"? La verdad, yo no. El cargo perdió la magia.


Totally looks alike

domingo, julio 05, 2009

La K invertida

En el clarin impreso de hoy hay un buen mapa e infografía del último resultado electoral en cada provincia con distintos colores. Elaboré uno similar pero simplificado. De azul las derrotas K y de marron las victorias K. Una lectura:
Con la excepción de Santa cruz, las provincias anti-K son contiguas y forman un gran bloque, un macizo mesopotámico-pampeano-cuyano-andino con un núcleo sojero. Las K están aisladas en tres bloques regionales: alto patagónico, cuyano-andino y norteño mesopotámico-andino. Todo el centro del país desde el rio de la plata hasta los andes es anti K, en una suerte de "x" conformada por el cruce de los ejes diagonales cuyano-mesopotámico y pampeano-andino. Más o menos como una versión modificada de las provincias unidas del rio de la plata. ¿Será la refundación de la república?

sábado, julio 04, 2009

El Astroboy del 4 de julio

Este 4 de julio me gustaría recordar a uno de los partícipes de la independencia norteamericana en una etapa algo más avanzada del país. Me refiero a Thomas Jefferson y su primer discurso inaugural como presidente, el que Stephen Howard Browne caracterizó como un "call for nationhood", un llamado a constituir una nación.
En la breve alocución de elaborada retórica destellan algunas definiciones de filosofía política.
Allí sugiere el "sagrado principio" de que la mayoría debe guiarse a su vez por el principio de razonabilidad y a la minoría se le respete la igualdad:
All, too, will bear in mind this sacred principle, that though the will of the majority is in all cases to prevail, that will to be rightful must be reasonable; that the minority possess their equal rights, which equal law must protect, and to violate would be oppression.


Acá establece un "nosotros" (el republicanismo y federalismo) y un "ellos" (los que se oponen) mientras proclama que se tolerará a los segundos, pues vencidos por la fuerza de la razón no lograrán derribar los dos pilares del sistema. Lincoln no hubiera podido aferrarse a rajatabla a este enunciado.

We are all Republicans, we are all Federalists. If there be any among us who would wish to dissolve this Union or to change its republican form, let them stand undisturbed as monuments of the safety with which error of opinion may be tolerated where reason is left free to combat it.


Es necesario un estado frugal para hacer feliz y próspera a la gente impidiendo que se lastimen y dejándola realizar sus proyectos económicos.
what more is necessary to make us a happy and a prosperous people? Still one thing more, fellow-citizens—a wise and frugal Government, which shall restrain men from injuring one another, shall leave them otherwise free to regulate their own pursuits of industry and improvement, and shall not take from the mouth of labor the bread it has earned. This is the
sum of good government, and this is necessary to close the circle of our felicities.


A continuación enumera más principios, que han de ser el "credo de nuestra fe política, el texto de instrucción cívica, la piedra de toque con la cual juzgar los servicios de quienes confiamos" de modo de retomar, en momentos de confusión, el camino a la "paz, libertad y seguridad".
Equal and exact justice to all men, of whatever state or persuasion, religious or political; peace, commerce, and honest friendship with all nations, entangling alliances with none; the support of the State governments in all their rights, as the most competent administrations of our domestic concerns and the surest bulwarks against antirepublican tendencies; the preservation of the General Government in its whole constitutional vigor, as the sheet anchor of our peace at home and safety abroad; a jealous care of the right of election by the people—a mild and safe corrective of abuses which are lopped by the sword of revolution where peaceful remedies are unprovided; absolute acquiescence in the decisions of the majority, the vital principle of republics, from which is no appeal but to force, the vital principle and immediate parent of despotism; a well-disciplined militia, our best reliance in peace and for the first moments of war till regulars may relieve them; the supremacy of the civil over the military authority; economy in the public expense, that labor may be lightly burthened; the honest payment of our debts and sacred preservation of the public faith; encouragement of agriculture, and of commerce as its handmaid;the diffusion of information and arraignment of all abuses at the bar of the public reason; freedom of religion; freedom of the press, and freedom of person under the protection of the habeas corpus, and trial by juries impartially selected.

No era un gran pensador y por lo que dicen sus contemporáneos tampoco un majestuoso orador, pero ¡lindo discurso!, tuvo mucho impacto en su época.

viernes, julio 03, 2009

Tres frases en la historia



Hoy hace 146 años se peleaba el tercer y último dia de la batalla de Gettysburgo, la más sangrienta que se haya dado cita en este continente, con casi 50.000 bajas, de ellas 7.800 muertos.
En junio de 1863 el ejército de Virginia del norte al mando de Lee comenzó a desplazarse al norte a lo largo del rio Shenandoah, adentrándose en Pensilvania. Paralelamente las fuerzas unionistas de Meade seguían los movimientos a la distancia. Cuando finalmente se encuentran, lo que empezó como una escaramuza de unidades de caballería en las afueras de Gettysburg, fue atrayendo cada vez más brigadas de ambos lados hasta quedar enfrentados los ejércitos enteros, con el unionista enfrascado en la defensa de las posiciones altas, permanentemente reforzadas con reservas frescas. Con sucesivos ataques, durante tres días intentó Lee en vano hacerse con el control del valle. El 3 de julio, en el último y más desesperado de estos conatos, un ataque frontal al centro de la firme linea enemiga conocido como carga de Picket, la columna de 12.000 hombres fue batida en retirada con la mitad de las bajas. Fracasó así la segunda invasión del norte. Como, pese al desastre, la retirada de Lee fue ordenada y la actitud de Meade -quien contaba con superioridad numérica y logística- fue demasiado cautelosa, la guerra se prolongó casi dos años más. Este dia de julio Lee bien pudo haber dicho disgustado: "¡pero la connnn...federación!".

Vean el filtro de aire del temible destructor de tanques soviético SU-100 de la segunda guerra. ¿Me parece, o son dos latas de aceite soldadas con unos casquillos de grueso calibre? El ingenio ruso en acción. Y...atalo con alambre.

















Europa también tiene desiertos. La mayoría está en la meseta ibérica, pero curiomente uno se encuentra en la alta Silesia, en Polonia. Hablamos del desierto de Błędów. Qué, ¿no lo conocías?. Es que a nadie le importa un Błędów.